Solo un 30% de las mujeres usa un sujetador de la talla correcta. Gracias a estos consejos y al asesoramiento profesional de una de nuestras expertas en lencería, puedes convertirte en una de esas mujeres en solo seis pasos!

ENCUENTRA EL SUJETADOR PERFECTO EN SEIS PASOS

ENCUENTRA EL SUJETADOR PERFECTO EN SEIS PASOS

Solo un 30% de las mujeres usa un sujetador de la talla correcta. Gracias a estos consejos y al asesoramiento profesional de las expertas en lencería, puedes convertirte en una de esas mujeres en solo seis pasos!

Solo un 30% de las mujeres usa un sujetador de la talla correcta. Gracias a estos consejos y al asesoramiento profesional de una de nuestras expertas en lencería, puedes convertirte en una de esas mujeres en solo seis pasos!

1. PONERSE EL SUJETADOR

Inclínate hacia delante y sacude suavemente tus hombros para que tus pechos caigan en tu sujetador como si fuesen gotas. Vuelve a colocarte derecha y ata el sujetador. Asegúrate de que la espalda del sujetador quede perfectamente horizontal alrededor del cuerpo.

2. CONTROLAR LA ESPALDA

La espalda es la parte más importante de tu sujetador, ya que debe ofrecer la sujeción adecuada. El tamaño correcto de la espalda del sujetador garantiza que esta se ajuste bien alrededor del cuerpo, elevando los pechos.

Para ofrecer suficiente sujeción, la sección de la espalda debe quedar perfectamente horizontal alrededor de tu cuerpo. Este es el motivo por el que la experta en lencería siempre controlará que la sección de la espalda no quede más arriba que los aros de la parte delantera.

3. AJUSTAR LOS TIRANTES

Pocas mujeres tienen ambos pechos exactamente del mismo tamaño. Por eso es mejor ajustar los tirantes por separado, para que cada pecho tenga la sujeción necesaria y tus pechos tengan un aspecto simétrico.

Asegúrate de que los tirantes no queden sueltos por encima de los hombros y ajústalos hasta lograr el soporte perfecto. Apretar más los tirantes para lograr una mayor elevación no sirve de nada ya que solo ofrecen un 10% de sujeción.

4. CONTROLAR LA ENTRECOPA

La pieza de material que conecta las dos copas de tu sujetador debe reposar encima del esternón y ser confortable. Si ‘flota’ entre tus pechos, no estarás usando la talla correcta.

 

5. CONTROLAR LOS AROS

Al ponerte el sujetador y atarlo, los aros se deberían abrir un poco para que se ajusten bien alrededor de tus pechos. Si notas que los aros pinchan en tu piel debajo del sobaco, el sujetador será demasiado grande. En cambio, si los aros pinchan el pecho, será demasiado pequeño.

6. SEGUIR LA LÍNEA DE LA COPA

La copa no debe apretar la piel o quedar suelta. La transición de copa a pecho debe ser fluida. Los senos no deben sobresalir en ningún caso del sujetador. La experta en lencería también comprobará que tus pezones quepan en la parte más profunda de la copa y que el material no se doble.

 

 

Share Button
No comments yet.

Deja un comentario

posicionamiento en Google por www.publicidadonline.xyz 656 545 123 - publicidadonline.xyz@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar