Qué hacer en el gym (y qué no) para tonificar y elevar el pecho

Qué hacer en el gym (y qué no) para tonificar y elevar el pecho

El deporte tonifica el pecho o puede generar flacidez?

lo_que_tienes_que_hacer_para_tener_el_pecho_mas_firme_3030_620x

 

La relación pecho-deporte es complicada. No obstante, existen a su alrededor unos cuantos mitos (y verdades) que cuestionan que sea bueno trabajar esta zona de nuestro cuerpo.

¿Puede el entrenamiento provocar un efecto contrario al deseado y generar flacidez en el pecho? Puede ser, pero es necesario aclarar cuándo y por qué ocurre esto.

“Hay que diferenciar entre el músculo pectoral, constituido de fibra muscular, y la mama, formada en un 90% por tejido adiposo. Los ejercicios específicos nos permitirán desarrollar el pectoral, aumentando su tono y estructura. En cambio la mama, con el exceso de entrenamiento, puede utilizar parte de su tejido adiposo como energía y, por tanto, perder parte de su volumen habitual”.

.  Así que, asumido el hecho de que un exceso de entrenamiento sí puede generar flacidez en el pecho –“También dependerá del tipo de mama. Si es grande, es más fácil generar flacidez que en una pequeña”, añade–, toca saber encontrar el punto medio en el que el ejercicio físico se convierte en aliado de nuestro pecho y no en su enemigo.

No puede ejercitarse esta zona del cuerpo esperando los mismos resultados que en un hombre, en el que sí puede incidir más directamente en su fortalecimiento”. También es importante tener en cuenta que un exceso o un mal entrenamiento de esta zona puede generar no solo flacidez, sino pérdida de volumen. “Es una de las primeras zonas donde se pierde grasa cuando se hacen trabajos de tonificación”.

Porque la zona del pecho es, probablemente, la más delicada de trabajar en un entrenamiento físico, es justo y necesario saber lo que se puede hacer en el gympara conseguir tonificarlo y embellecerlo (y no todo lo contrario). Porque el hecho de que el exceso genere flacidez no quiere decir que la solución sea no ejercitarlo.  La solución es hacerlo bien. Y estas cosas son las que sí puedes hacer para tener unos pechos más turgentes y bonitos.

Haz un trabajo escapular y de hombros
Una de las grandes claves está en no centrarse tanto en la ejercitación del músculo pectoral, sino en la de la zona del hombro para hacer más bonito el pecho.

Encuentra el punto medio
Es necesario encontrar el equilibrio entre ejercicios de fuerza y un correcto entrenamiento cardiovascular. Y esto significa no excederse en la serie de ejercicios que trabajan el músculo pectoral y centrarse en el trabajo de zonas aledañas al pecho.

Ejercicios que sí puedes hacer
Cualquier movimiento que generemos de empuje puede ayudarnos a trabajar esta zona. Los ejercicios más recomendables son: presshorizontal, apertura de pecho sentada, flexiones, press de hombro y elevación lateral de hombro. Pero todo ello con mesura para no producir el efecto contrario. Por ejemplo, una serie de ejercicios que puede trabajarse 1 ó 2 veces por semana (como máximo) podría ser esta:
-3 series de 12 repeticiones de press horizontal
-4 series de 10 flexiones
-3 series de 12 elevaciones laterales de hombro

 

 

lo_que_tienes_que_hacer_para_tener_el_pecho_mas_firme_3671_620x797

Reducir el perímetro de cintura y de glúteos
Sí. Amén del trabajo de hombros del que acabamos de hablar «trabajar el músculo pectoral en una mujer no es sinónimo de elevarlo”- conseguir un pecho bonito también depende de la manera en la que ejercitemos otras zonas de nuestro cuerpo. “Pequeños cambios en otros grupos musculares o zonas corporales podrán ofrecer una mejor estética de los senos”,  reducir el perímetro de cintura o de glúteos hará que los senos se vean de una forma diferente. “Es importante tener un equilibrio estético y funcional entre diferentes zonas corporales”.

El Body Pump es la actividad dirigida que más nos puede ayudar en nuestro objetivo. “Es la que incide de forma más directa en el trabajo de los músculos del tren superior”.

Importante: la postura
Ya hemos visto que trabajar el músculo pectoral no tiene por qué producir cambios en nuestro senos. Por eso, además de todas las recomendaciones anteriores, es importante hacer un buen trabajo postural, tanto en el gimnasio como en nuestro día a día. “Tendemos, especialmente cuando estamos sentados, a dibujar posturas con los hombros caídos. Y eso no beneficia la visión de un pecho bonito”.

 

 

Share Button
Comments are closed.
posicionamiento en Google por www.publicidadonline.xyz 656 545 123 - publicidadonline.xyz@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar