Patrones de sujetador. La mujer a su gusto.

Patrones de sujetador. La mujer a su gusto.

IMG_2479

 

 

El patronaje, siempre ha sido uno de los elementos esenciales en la construcción de un sujetador. En el proceso creativo antes de desarrollar las tallas y las copas, se ha de concebir a partir de una idea,  qué imagen se quiere transmitir en el diseño decorativo de la pieza.

Se ha de pensar en si el tejido será estampado, si combinará diversos tejidos, si será liso, si llevará una decoración posicionada, la combinación de colores, las puntillas, los encajes,… todo dependerá del momento y la moda. Y en este momento creativo, sólo se tiene en cuenta que el diseño de lo que va a transmitir la pieza, sea lo que se ajuste a la idea original.

A partir de ese momento, se definen los patrones a los que queremos transmitir esa imagen. O sea, se concebirán sobre qué formas de sujetador se va a aplicar ese diseño.

En este momento lo que cobra importancia es cómo le va a sentar a la usuaria este o aquel patrón. Qué figura va a mostrar con cada construcción.

Las construcciones del patrón persiguen diversos efectos, uno el visual, otro el funcional. En este caso, estamos tratando las construcciones teniendo en cuenta qué objetivo y qué función persiguen.

Las más habituales son,

Costura trasversal basculada. Esta costura en la copa, persigue centrar el pecho. Si es con tirante central, levanta el pecho y lo centra, con lo que puede sugerir un escote. Si es balconet, o sea, los tirantes se desplazan a los costados de la copa, realiza el mismo efecto, aunque el escote es más pronunciado.

La costura trasversal horizontal, o la vertical, normalmente se construyen con tirante central. La intención es impedir que se proyecte hacia adelante. El final de la figura lo determina la costura. Lo más interesante es que el efecto reductor es inmediato, ya que la figura no potencia el pecho, sino que lo esconde.

El Push-Up. Como su nombre indica es una pieza cuyo objetivo es levantar el pecho para potenciar su proyección. Puede estar construido de muchas formas distintas: con espuma, con construcciones atrevidas de escote profundo, con costuras “a la francesa” que permiten reconducir la morfología del pecho creando el efecto corsé…

Copas preformadas de tejido. Este tipo de copas son sin costuras y el tejido está “deformado” con la profundidad adecuada. En este caso, la morfología se muestra como es. Simplemente actúa como una segunda piel.

Copas preformadas de espuma. Este tipo de copas, determinan el aspecto redondeado de los senos, y son habituales en casi todos los armarios. Es una pieza que permite esconder la forma del pecho y mostrarlo muy redondeado y atractivo. Con este tipo de construcción, se puede construir como balconet, con tirante central, push up y lo que se precise, ya que el preformado de la copa también está realizado teniendo en cuenta las distintas profundidades de pecho.

Tops y construcciones de punto. Son construcciones cuyo único objetivo es su confort. Costuras al mínimo (normalmente sólo en los tirantes). No realzan ni efectúan ningún efecto en la figura.

Construcciones para deporte. Este tipo de piezas, están fabricadas con objetivos concretos, para controlar la movilidad del pecho de forma libre. Cuando el tipo de deporte provoca un movimiento agresivo con el pecho, la construcción comprime mas su movimiento (tenis, correr, etc.). Cuando el movimiento es menos agresivo (bicicleta, etc.…) el sujetador está preparado para comprimir pero de forma menos fuerte.

Hay otras construcciones, pero básicamente me voy a referir a estas. Se ha de pensar en que cada morfología, se le adapta mejor un tipo u otro de patrón, y que es importante dejarse aconsejar por establecimientos expertos.

También es importante saber, que el primer sujetador, cuyo efecto era el de “descubrir” el pecho de la mujer, y marcó tendencias, fue un ingeniero aeronáutico que trabajaba con Howard Hughes, quien le pidió una pieza que realzara el busto de Jane Russell.

El cine y sus actores y actrices, siempre han creado tendencias.

 

 

Costura trasversal basculada. Esta costura en la copa, persigue centrar el pecho. Si es con tirante central, levanta el pecho y lo centra, con lo que puede sugerir un escote. Si es balconet, o sea, los tirantes se desplazan a los costados de la copa, realiza el mismo efecto, aunque el escote es más pronunciado.

La costura trasversal horizontal, o la vertical, normalmente se construyen con tirante central. La intención es impedir que se proyecte hacia adelante. El final de la figura lo determina la costura. Lo más interesante es que el efecto reductor es inmediato, ya que la figura no potencia el pecho, sino que lo esconde.

El Push-Up. Como su nombre indica es una pieza cuyo objetivo es levantar el pecho para potenciar su proyección. Puede estar construido de muchas formas distintas: con espuma, con construcciones atrevidas de escote profundo, con costuras “a la francesa” que permiten reconducir la morfología del pecho creando el efecto corsé…

Copas preformadas de tejido. Este tipo de copas son sin costuras y el tejido está “deformado” con la profundidad adecuada. En este caso, la morfología se muestra como es. Simplemente actúa como una segunda piel.

Copas preformadas de espuma. Este tipo de copas, determinan el aspecto redondeado de los senos, y son habituales en casi todos los armarios. Es una pieza que permite esconder la forma del pecho y mostrarlo muy redondeado y atractivo. Con este tipo de construcción, se puede construir como balconet, con tirante central, push up y lo que se precise, ya que el preformado de la copa también está realizado teniendo en cuenta las distintas profundidades de pecho.

Tops y construcciones de punto. Son construcciones cuyo único objetivo es su confort. Costuras al mínimo (normalmente sólo en los tirantes). No realzan ni efectúan ningún efecto en la figura.

Construcciones para deporte. Este tipo de piezas, están fabricadas con objetivos concretos, para controlar la movilidad del pecho de forma libre. Cuando el tipo de deporte provoca un movimiento agresivo con el pecho, la construcción comprime mas su movimiento (tenis, correr, etc.). Cuando el movimiento es menos agresivo (bicicleta, etc.…) el sujetador está preparado para comprimir pero de forma menos fuerte.

Hay otras construcciones, pero básicamente me voy a referir a estas. Se ha de pensar en que cada morfología, se le adapta mejor un tipo u otro de patrón, y que es importante dejarse aconsejar por establecimientos expertos.

También es importante saber, que el primer sujetador, cuyo efecto era el de “descubrir” el pecho de la mujer, y marcó tendencias, fue un ingeniero aeronáutico que trabajaba con Howard Hughes, quien le pidió una pieza que realzara el busto de Jane Russell.

El cine y sus actores y actrices, siempre han creado tendencias.

Share Button
Comments are closed.
posicionamiento en Google por www.publicidadonline.xyz 656 545 123 - publicidadonline.xyz@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar