Sujetadores XL o de talla grande: tener una copa +D

Sujetadores XL o de talla grande: tener una copa +D

 

Hoy os muestro otro post que me ha parecido muy bueno, y su manera de explicar su experiencia muy interesante y con un punto de diversión.

Cuando tu cuerpo empieza a cambiar puede marcarte de por vida, y en mi caso fue algo bastante traumático. De pasar a ser una niña sin formas a una niña con el pecho enorme, y ya sabemos lo que eso conlleva: ir encorvada, ponerte cosas anchas para esconderte, comprarte sujetadores de deporte que te aprieten. Yo seguía obsesionada con mis ‘sujetadores’ de Minnie, Daisy y Hello Kitty, pero mi santa madre me decía ‘Rebeca, ya no puedes, tienes que ponerte un sujetador de mujer’ ‘¿MUJER?¡Si tengo 12 años!’. Así que la primera experiencia con un sujetador de verdad fue un show, me llevaron a una mercería de barrio, con una señora mayor que me decía ‘Déjame verte el pecho’, con la vergüenza que te da todo y la señora estirando arriba y abajo de unas tiras enormes del sujetador convirtiendo el pecho en el de tu abuela, picudo y separado (ojo, ahora que no me vengan las pin-ups que llevan este tipo de sujetadores, estoy hablando de gente con MUCHO pecho). Con 12 años no puedes hacer otra cosa que obedecer a tu madre, con 12 años no puedes decidir sobre cómo quieres que se te vea el pecho porque en lo último que piensas es en tenerlo.

o-VINTAGE-BRAS-570

Pero bueno, a partir de ahí ya fue todo a peor, el pecho creció todavía más, la idéa no es demasiado atractiva (a no ser que seas un hombre y sientas obsesión por el pecho grande… existen tíos así? jajajaja). Así que poco a poco fui acostumbrándome a mi ‘exceso de equipaje‘, hasta que llegó el día en el que lo único que no me molestaba era esa parte de mi cuerpo. He pensado mil veces en operarme, y lo sigo haciendo, pero ya no por un tema estético, sino por un tema de salud (mi espalda me mata cada vez más).

Camisas, abrigos, vestidos que te vienen bien de espalda pero no te cierran de pecho, sujetadores que siempre se tienen que arreglar porque te vienen gigantes de contorno… Como comprenderéis encontrar sujetadores era algo horrible, y más teniendo el problema de tener una espalda enana en comparación a la copa. Así que pasé muchos años con sujetadores de señora mayor (me llegaron a querer vender sujetadores de embarazada), sin poder ‘sentirme sexy’ al tener lencería bonita y sin poder mostrarme a gusto.

Pero hace 4 años descubrí la solución a todos mis males, una tienda especializada en tallas y copas, que tiene una frase perfecta para definir lo que venden y el público al que se dirigen: ¡sujetadores para pechos grandes y espaldas no tan grandes! En cuanto entré supe que era un poco más feliz, los modelos eran preciosos y en todas las tallas. Me puse como una loca a probarme, y me enseñaron que mi espalda no necesitaba tanta tela… que era la copa la que lo necesitaba, y así mi pecho quedaba recogido y más disimulado.vintage-lingerie

Esto es algo por lo que trabajamos muy duro en Chelyma. Dedicados a que vayáis impecables y perfect@s por dentro, tengamos la taya y la copa que tengamos.

Share Button
Comments are closed.
posicionamiento en Google por www.publicidadonline.xyz 656 545 123 - publicidadonline.xyz@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar